Shares

Laura García e Ignacio Quintero, estudiantes universitarios, recorrieron 6 países de Europa durante 2 meses y tienen recomendaciones importantes para quienes amamos viajar. Mochiliaron por países como España, Francia, Holanda, Alemania, Austria y Viena, en la ruta Madrid, París, Amsterdam, Hamburgo, Berlín, Munich, Viena, Venecia, Florencia, Roma y Barcelona. Hacer un viaje de mochilero es una de esas grandes aventuras que bien vale la pena hacer realidad.

Un viaje de mochilero implica ser descomplicado, no tener problema en hacer vuelos con varias escalas y en dormir en hostales de 15 dólares la noche. Implica viajar con un presupuesto reducido, buscando ahorros permanentes y relacionarse con otros viajeros en las mismas condiciones para informarse bien sobre sitios de interés, pero aquellos que no frecuentan los viajeros comunes y más cómodos.

Cómo Moverse

Laura e Ignacio recomiendan Car Pooling o simplemente echar dedo. En Europa hay gente dispuesta a llevar viajeros sin ningún costo. “Puedes dirigirte a una estación de gasolina cercana a una autopista y hablar con los conductores para que te hagan el favor. En algunos países es más difícil, como en España e Italia, pero es cuestión de esperar. Hay páginas en las que personas que viajan en carro ofrecen llevar a viajeros para compartir gastos” (www.roadsharing.com)

Tren y Autobús: puedes buscar un pase Eurailpass (www.eurail.com) que se acomode a tu viaje. Hay dos categorías: ilimitados, que permiten viajar en tren, bus o barco, las veces que quieras por un determinado período; y flexibles, válidos para unos pocos días. Todos están restringidos a un número de países que se pueden elegir con libertad.

Avión: hay aerolíneas de bajo costo. Es recomendable comprar con anticipación para encontrar tiquetes aéreos económicos; hay promociones desde 5 euros. Ojo con las restricciones, las de equipaje son exigentes, deberás pagar más por una maleta grande o pesada. Algunas aerolíneas son RyanAir, EasyJet y Vueling.

Prefiera el tren: las estaciones están generalmente en el centro de la ciudad, lo que evita gastar dinero adicional; son puntuales y más cómodos que aviones y buses. El abordaje es sencillo pues no hay control de equipaje. Se aprecia el paisaje y uno se puede detener en ciudades y pueblos durante el recorrido.

Dónde Dormir

Hay una herramienta muy importante para todos los mochileros y se trata de CouchSurfing, consiste en alojarse en casas de personas dispuestas a recibir viajeros y es gratis. En la página es necesario crear un perfil y estar dispuesto a recibir en la casa a personas de otras partes. Se pueden ver comentarios y rankings de personas que ya se han quedado en una casa determinada. (www.couchsurfing.org)

Vaya a un hostal: Son baratos y están pensados para satisfacer las necesidades de viajeros con poco presupuesto. Por lo general se encuentran personas jóvenes y amables en la misma situación de uno. Hay varias opciones: con cuarto privado, con baño o sin baño, y con cuarto compartido con diferente número de camas. Son mejores que los hoteles baratos porque son más cómodos. Existen muchas páginas en Internet para buscar hostales en cualquier país. (www.hostelworld.com)

Laura dice que “es posible ahorrarse noches de hotel viajando en trenes nocturnos (el Eurailpass incluye estos viajes, pero toca reservar asiento). Se puede viajar en silla, más económico, o en literas”.

Presupuesto

  • Promedio diario para comida y atracciones, por persona: 25 euros
  • Hostal promedio por noche: 16 euros
  • Tiquetes Aéreos: 1.000 dólares (por Europa y con varios meses de antelación) ó 1.500 dólares, viajando por USA y comprados sobre el tiempo.
  • Total del viaje, por 2 meses, por persona: 2.500 euros

Aquí tienes una recomendaciones muy importantes para hacer un viaje mochilero, una de tantas curiosidades en materia de viajes.

Shares