Existen muchos viajeros especiales y particulares a la hora de gustos y de satisfacer deseos. Muchos van en contra de lo normal o lo tradicional y prefieren opciones más exóticas, extravagantes, arriesgadas, etc. En la industria de viajes y turismo hay ilimitadas ofertas para todos los gustos; ya son bien famosos los hoteles cápsula en Japón y el único hotel 7 estrellas del mundo: El Burj Al Arab. Sin embargo la imaginación no tiene límites y en este caso quiero hablarte de algo más extremo.

En Suecia hay un hotel que posee una suite ubicada a 150 metros bajo tierra, una de las grandes curiosidades en materia de viajes y turismo. Se trata de una antigua mina de plata del siglo 16 que ha sido adecuada para satisfacer los gustos de alojamiento de los más arriesgados. La suite cuesta alrededor de 560 dólares por noche y para dos personas; incluye un pequeño tour por la mina, una canasta con refrescos, galletas, queso, frutas, vino, chocolates y por supuesto el desayuno (el cual es traído al día siguiente por la mañana desde la superficie).

Lo más curioso es que el guía acompaña a los huéspedes a su suite pero luego regresa a la superficie y durante la noche él permanece alerta en caso de alguna novedad. A los huéspedes se les proporciona un radio para estar en comunicación ante cualquier emergencia.

El baño está a 50 metros de la suite y la ducha esta mucho más lejos, en la superficie. Cabe destacar que la temperatura promedio es de 2 grados centígrados, sin embargo la suite esta calentada por diferentes equipos, los cuales logran subir la temperatura hasta los 18 grados centígrados. Definitivamente un lugar muy original, sobre todo para los amantes de la aventura y de aquellos que no sufren de claustrofobia.