Flamingo Air, una aerolínea norteamericana, ha generado polémica por un nuevo concepto y servicio en sus viajes, al adecuar sus avionetas para ofrecer a sus clientes la posibilidad de tener relaciones sexuales en pleno vuelo. Es normal que en los vuelos comerciales existan prohibiciones como no poderle hablar al piloto o simplemente no fumar; sin embargo esta aerolínea de los Estados Unidos parece no poner límites a sus clientes.

Flamingo Air ofrece paquetes con promociones para viajar, según la preferencia del usuario: vuelos de negocios, paseos aéreos sobre la ciudad y vuelos románticos. El objetivo de la compañía es crear una experiencia única e inigualable que muchos no podrán olvidar.

Esta propuesta ha resultado muy solicitada y rentable, el viajero puede disfrutar de una hora de servicio en el aire por un valor de 425 dólares, incluyendo una cómoda (cobija), cama con cortinas románticas, champagne, chocolates y por supuesto un piloto “muy discreto”. El 90% de las personas que solicitan estos servicios son mujeres que quieren darle una nueva experiencia a su vida amorosa y en muchas ocasiones revivir la pasión entre las parejas.

¿Qué piensas de este tipo de servicios? Parece que hay gente para todo tipo de gustos y necesidades, y sin duda se trata de una de las grandes curiosidades en materia de viajes.

Esta novedosa idea comenzó luego de una apuesta entre dos pilotos, quienes propusieron encontrar una pareja dispuesta a pagar para tener sexo en las alturas… y parece que la consiguieron.

Sin embargo parece que este tipo de ideas no se vive sólo en Estados Unidos. En Holanda existe también una empresa privada llamada Mile High Club que hace posible tener estas experiencias sexuales en las alturas. Según algunos clientes que han tenido la experiencia, a menor presión atmosférica en la cabina, aumenta la intensidad y calidad de los orgasmos.

De momento, se trata de una oferta exclusiva para los vuelos de clase business (negocios) y dirigida a hombres; pero parece que si tiene buenos resultados se podría generalizar a otros vuelos y a todos los públicos.