Nassau es uno de esos espectaculares destinos que se recuerdan de manera especial por el impacto que generan sus maravillosas playas y por los majestuosos resorts y hoteles que sobresalen en el paisaje. Tuve el gusto, la dicha y el placer de conocer Nassau en un viaje de crucero por algunas islas caribeñas: St Thomas, St Maarten y Nassau. Sin embargo fue Nassau la que más me impactó y la entrada del barco hacia el puerto de la isla me dejó sin aliento.

Existen muchas razones para visitar Nassau y la vecina Paradise Island. Los kilómetros de espectaculares playas y arrecifes de coral son un enorme atractivo. Los tres campos de competición de que dispone Nassau atraen a los fanáticos del golf. Los visitantes también pueden disfrutar de la arquitectura, historia y cultura británica y de las Bahamas, así como del arte internacional. Las familias podrán disfrutar de los campamentos y otras actividades orientadas a los niños. La oferta de ocio incluye baile, teatro y música tradicional, juegos de azar en Paradise Island, cenas en crucero a la luz de la luna y mucho más.

Uno de los grandes atractivos en Nassau es visitar el imponente complejo hotelero de Atlantis en Paradise Island, uno de los hoteles más famosos del mundo, incluso se inauguró uno similar en la espectacular Dubai. Para llegar al Atlantis hay que atravesar un imponente puente, símbolo de la isla y desde donde se inicia el mundo del descanso y la diversión. No necesitas estar hospedado(a) en este hotel para poder disfrutarlo, de hecho lo ofrecen como city tour o atractivo turístico y sin lugar a dudas esta fue mi opción dentro de las alternativas de Royal Caribbean, la línea de cruceros en la cual viajaba.

El Atlantis es una mezcla perfecta de hotel gigante de lujo, parque acuático monumental, uno de los mejores acuarios del mundo, un casino al estilo de Las Vegas y otro sinnúmero de atracciones para grandes y chicos. Pretende ser una recreación de la leyenda de la Atlántida, la arquitectura de las cuatro torres de habitaciones que dominan su vista y la combinación de áreas verdes, acuarios, playas y mar, forman un ambiente mágico.

Es un hecho que al visitante le faltará tiempo para emprender la aventura Atlantis, que se puede iniciar en el parque acuático de 56 hectáreas, con 13 piscinas, siete toboganes vertiginosos, río de rápidos y varios cientos de metros de hermosa playa. Ni hablar del maravilloso “The Dig”, una reconstrucción de las ruinas perdidas de la Atlántida, que ambientan un gran acuario donde se pueden observar, en superficie o bajo el nivel del agua, más de 250 especies marinas. Los huéspedes pueden asistir a espectáculos diarios con delfines y descansar en una playa en compañía y contacto de estas inteligentes criaturas.

Tengo una maravillo VIDEO para ti, no te lo puedes perder porque vas a ver en pantalla el espectacular complejo hotelero Atlantis en Nassau, Bahamas, uno de los destinos turísticos que bien vale pena visitar alguna vez en la vida. Algunas aerolíneas en Latinoamérica ofrecen vuelos a Nassau, así que tenlo en cuenta para tu próximo viaje.